Contratar a un Community Manager, ¿Qué perfil debe tener realmente?

Un Community Manager no se basa solamente en tener conocimientos de herramientas y plataformas sociales, debe tener aptitudes en otros campos.

 

El proceso de selección de un/a experto en Social Media no es sencillo, es tan grande que no resulta fácil determinar si un/a candidato/a reúne los requisitos que realmente necesita su empresa. Mucho menos, y cada vez ocurre más dentro de esta profesión, solamente ‘venden humo’.

¿Entonces cuáles son los criterios que deberíamos tener en cuenta? Si se quiere tomar la decisión correcta y se va a tomar en serio su presencia en redes sociales, deberíamos empezar por marcar unos pocos KPI’s para el perfil del Community Manager.

Contratar a un Community Manager, ¿Qué perfil debe tener realmente? - el blog de Jordi Torregrosa

¿Tiene aptidudes en marketing?

Cada vez son más las universidades y los centros de formación que ofrecen a los alumnos un título de ‘Community Manager’. Sin embargo no es lo mismo tener nociones de manejo de plataformas como Facebook o Twitter, qué entender cuáles son los principios de una buena estrategia de marketing, o cuáles son las necesidades reales de una empresa en este sector.

Cuando se contrata a una persona, debería de poder demostrar que tiene aptitudes y la suficiente capacidad para construir audiencias. Se está comunicando con personas, no con impactos publicitarios. Que efectivamente sabe cómo promocionar una marca y que entiende lo que es un Plan de Marketing, sea cual sea. Así cómo trabajar dentro de un equipo de marketing que se mantiene en constante contacto con sus clientes y mecado.

Casi todos los ‘inmigrantes digitales’ –los nacidos a partir del 1995- saben cómo compartir un álbum de fotos en Facebook o Instagram, o cómo convertirse en un fenómeno viral durante unos días. Esto está reservado para su círculo de amigos. Pero no así los mensajes y campañas de comunicación que las empresas realmente necesitan en este campo.

 

¿Pensamiento enfocado?

Los buenos profesionales del marketing suelen destacar por su capacidad de análisis, síntesis, y entender qué es lo que puede funcionar o no dependiendo del sector en que se trabaje. Y en función de esto, transmitir sus impresiones y estrategias a seguir al equipo de marketing. Todo ello alineado a los valores y misión de la empresa. Un Community Manager debe de transmitir idéntica información.

Saben que toda estrategia se basa en un constante proceso de aprendizaje, basado en prueba y error, y entiende que es casi imposible obtener resultados a corto plazo. A pesar de ello, no pierden nunca el foco y tienen la capacidad de adaptar su estrategia a las circunstancias cambiantes del mercado.

A la hora de contratar un experto en Social Media, debemos conocer cómo ha construido su propia estrategia, y cuanto amplificado están sus aptitudes. No se trata tanto de cuánta experiencia posea, sino la calidad de esa experiencia, cómo ha ayudado a su propia marca.

 

Teoría, SI, pero llevada a la práctica

El Social Media es un terreno abonado a ‘anglosajismos’ y ‘palabrería’ que queda bien de cara a la galería. Palabras que en realidad, carecen de un significado práctico para un reclutador o Alta Dirección. En el proceso de selección veremos cómo algunos candidatos utilizan con frecuencia términos como “engagement”, “influencers”, “ROI”, etc. etc. etc… que puede que en una escuela de negocios o ‘simposiums’ quedan muy bien, pero que sirven de poco si no las saben llevar al terreno práctico.

A la hora de entrevistar a un/a experto/a Community Manager, es importante saber diferenciar lo que dicen de lo que realmente han llevado a la práctica. Por supuesto que es importante la estrategia, pero aún lo es más el cómo se ha llevado a cabo, en qué se ha traducido cuando finalmente obtenemos el resultado en nuestras manos. Una de las formas más sencillas de poder obtener una imagen de su ‘expertise & know-how’ es hacer una búsqueda en la Red y las plataformas sociales. Ver cómo interactúa, que hace, como se expresa, etc. En una simple frase, ‘del dicho al hecho’. Sino se lo aplica el/la en la realidad, que tienen de ciertas sus afirmaciones.

 

No existe ni el ‘gurú’  ni el ‘experto’, solo el sentido común

Contratar a un Community Manager es la mejor idea si se desea tener presencia en el Social Media. No sólo tenemos que valorar lo que ha sido capaz de hacer en el terreno del Social Media desde sus perfiles profesionales, sino muy especialmente el trabajo que han conseguido hacer para otras empresas. En el caso de ser su primera experiencia con empresas-clientes, no hay porque cerrar la puerta. Hay que ver si lo que dice tiene coherencia, sentido común, y si realmente se lo aplica en su ‘marca personal’.

Los milagros en Social Media son precisamente eso, milagros. Los objetivos rara vez son visibles a corto plazo, muy raro, se debe de desconfiar de dichas frases. Además, para obtener mejores resultados, el Community Manager debe tener ese know-how. Su sentido común detectará lo que de verdad necesita la empresa, no lo que se dice que  hacen todos los Community Manager. Ejemplos muchos; ‘tantos seguidores en XX tiempo’, ‘ROI muy elevados’, ‘engagement y audiencia comiendo de su mano’. etc.. etc.. Si detecta una foto de gatitos en el perfil del candidato, empiece a dudar. Eso no es un Community Manager.

Compromiso y profesionalidad

Se debe detectar si el Community Manager que tenemos delante está realmente interesado/a en amplificar la comunicación de la empresa, o si la persona a la que contratamos está en realidad más interesada en promocionar su “marca personal” que en involucrarse en la promoción de la empresa que le contrata. Para entendernos, utiliza los canales y perfiles de la empresa para promocionar su propia presencia en Social Media.

Se debe de transmitir la cultura corporativa, la misión y valores, y los actos que puedan ser relevantes para la audiencia. Más que buscar métricas y objetivos, que si el propio Community Manager no ha debatido con la empresa, es encontrar esa audiencia, el target que ayudará a conseguir clientes, consumidores interesados por la Marca o Productos. Se busca compartir experiencias, proporcionar a nuestros seguidores ‘algo’ que les ‘guste’.

Con unas simples palabras voy a intentar definir que es lo que hay que buscar;

No se trata única y simplemente de contratar a una persona para que publique en Internet y las Redes Sociales, sino de un responsable de una parte de la comunicación de la empresa. Con aptitudes, actitudes, sentido común, y que transmita bi-direccionalmente la información, en vertical y horizontal, dentro de la organización.

Menos aún a un sobrino, cuñado o amigo de la infancia que domina el Twitter con un solo dedo. Debe de ser profesional del Marketing y la Comunicación, y tener aptitudes para saber transmitirlas en formato 360º

 

¿Aún tiene dudas de que tipo de profesional del Community Manager debe contratar? Comentemoslas.