Emprender sin recursos, ¿es posible?

Ante una pregunta difícil, siempre hay respuestas difíciles. Pero, emprender SI es posible. Y puedo confirmar que es posible, ya que lo he vivido en mis propias carnes.

    Está claro que dependiendo del sector al que te vayas a dedicar, es muy difícil empezar sin recursos. Pero existen sectores, como en el que me muevo, y muchos de los que me leéis también, donde no es necesario una gran inversión en inmovilizado, ni grandes recursos económicos para garantizar un modelo de negocio.

Emprender sin recursos, ¿es posible? - Digital Coach - el blog de Jordi Torregrosa

    Solo he(mos) tenido que invertir la friolera de 300€ -no llegan- para empezar nuestra andadura en el mundo empresarial como Sociedad Limitada. Los gastos incluyen notario, escrituras, registros, etc,etc. Os sonara raro, pero es así.

Buscando si alguien más habia tenido la osadía en plena crisis –¿quien dijo crisis?- de montar una empresa, me tope con un término que no conocía demasiado. El Bootstrapping.

    Tomando un poco las palabras que he ido recopilando, entre ellas me parece adecuada la que ofrece Wikipedia:

El Bootstrapping es un término procedente del inglés que hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos. Significa, en el área de los negocios, ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital. Es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance.

Ventajas:

  1. Es una alternativa a la dificultad de acceso a la financiación externa.
  2. Al autofinanciar el proyecto este no dependerá financieramente de terceros, y el endeudamiento de la empresa será mínimo.
  3. Incentiva la cultura del ahorro.
  4. Desarrolla la creatividad, dado que los recursos son limitados y hay que conseguir que sean suficientes.

Inconvenientes:

  1. La falta de financiación puede limitar el crecimiento del proyecto por falta de inversión.
  2. Reduce el tiempo de maduración en la creación y gestión de proyectos, dado que es necesario que estos generen rápidamente ingresos.
  3. Dificulta el acceso a determinadas operaciones comerciales que requieren disponer de un margen financiero.
  4. Hace más permeable el proyecto o la empresa a las oscilaciones del mercado y de la situación económica.

 

    Leyendo nos podemos hacer la idea de cuales van a ser los motores de este tipo de emprendimiento:

  1. Aprendizaje : Te hará fijar de forma casi obsesiva lo que de verdad necesita el cliente, olvidándote de florituras. Buscaras un PMV (Producto Mínimo Viable)
  2. Contención : Te llevará a controlar hasta el ultimo céntimo de euro, lo que te generará ideas para substituir, la Innovación será tu gran aliada.
  3. Enfocado :  Te centrarás exclusivamente en lo que de verdad te genera ingresos, dejando a un lado –aparcando- otras ideas para futuros venideros.
  4. Aportar valor : No amplificaras tu mensaje, y te centrarás en aquellos clientes que de verdad te aporten, aparte de los ingresos claro. No invertirás en Publicidad a ‘lo grande’, ahorrandote unos buenos euros para liquidez.
  5. Crecimiento : Se convertirá en sostenible, ya que haremos que la empresa se vaya ampliando según genera más ingresos, y no al contrario, como muchas de las startup les pasa.
  6. Validación : Vas a empezar tu andadura sabiendo si tu modelo de negocio es viable, ya que debes de facturar muy rápido para empezar. Es el mejor momento para validar tu idea, y si tus clientes aceptan las condiciones que te habias planteado al principio, tu modelo de negocio será un éxito, y con una mínima inversión.

 

    Bien parece que emprender de esta forma tiene más ventajas que inconvenientes,. Y más reconociendo tal como está el mercado y la sociedad, con una inversión muy pequeña se puede validar un modelo de negocio.

 

¿Crees que es posible? Coméntanos tu experiencia emprendiendo con pocos recursos, estaré encantado de leeros.