Los beneficios de un guía hacia la transformación digital

En la transformación digital debe ayudarle un consultor, no se deje llevar por las ‘modas’

    Todo lo que suena a ‘digital’ parece estar de moda, o eso se puede sentir nada más te mueves un poco por la Red. La sociedad ya ha cogido la senda de la ‘digitalización’ como modo de comunicarse e interactuar con otras personas, e incluso para muchas otras. ¿Por qué no lo hacen las empresas?

¿Necesita un guía hacia la transformación digital? - Digital Coach - el blog de Jordi Torregrosa

Muchos lo ven algo muy lejano, que ya llegará el momento de hacerlo, que esto es solo  para ‘early adopters’, o aquellos que se lanzan a evolucionar por las prisas de ser el primero. ¿Aún piensa eso? Lo dicen todos los libros sobre empresas que existen en el mundo, quien innova está alineado con el mercado, y por ende con la sociedad.

Uno de los primeros pasos es conocer en que nos puede ayudar y beneficiar entrar en el mundo digital. Para ello se esta perfilando un nuevo tipo de consultor, el ‘Digital Coach’, que ayuda a directivos y empresarios a conocer las bondades de la ‘cultura digital’ aplicada a la empresa y a los negocios.

 

    Desterremos ya la imagen de que estar en lo digital es equivalente a tener empleados todo el día en Facebook o Twitter. Esa es la herramienta de la que se valen para conectar con su cliente, nada más lejos de la realidad. ¿Acaso ahora el teléfono fijo lo utilizan sus empleados para llamar a un familiar de otra provincia? ¿Lo continúa viendo así?

 

    Existen dos fases, las internas y las externas. Hoy daré una visión global.

    Uno de los primeros pasos a realizar es ver como se pueden adaptar ciertos departamentos, que los podríamos denominar de primer nivel, como Dirección, Administración, Recursos Humanos, etc. Todos los relacionados con la gestión interna, ya que de ella depende que el resto de la estructura se alinee con los objetivos marcados para una evolución correcta. Los primeros siempre serán Dirección, de ellos y su visión depende el éxito de la evolución de la organización. Son los líderes, y ellos son los que transmiten esas visiones convirtiéndolas en misiones al resto de organización.

El segundo nivel, el que trata con el exterior, Marketing, Ventas, Logística, Atención al cliente, etc. deberá de transformar la forma de comunicarse tanto con el interior como con el exterior. Esta parte es la de mayor dificultad, la que mayor resistencia al cambio podemos encontrarnos. Deben sentir que ese ‘cambio’ es para facilitarles y poderles generar el suficiente apoyo y medios para sus tareas diarias. Deben de hacerlas suyas, sino puede ser un contratiempo que enquiste la evolución normal de la implantación digital.

    Para ello, y tal como comentábamos anteriormente, la empresa necesita de un ‘entrenador’ o ‘traductor’ que le aportará las respuestas a las inquietudes de lo que significa la ‘cultura digital’ y/o transformación digital de su organización. Porque toda tecnología conlleva una forma de utilizarse, y esta se debe adaptar a los negocios, y no el negocio adaptarse a las herramientas, que es la imagen que perciben mayoritariamente los directivos.