La clave NO es el producto, sino cómo piensas venderlo

Es una idea los que piensan que por tener un magnifico producto, o que no existe competencia, por ende, se va a vender muy facilmente y los ingresos van a entrar solos. Pues no. Es cuestión de la percepión que generemos al consumidor la que va a realizar tal acción.Puede Seguir leyendo