Transformación Digital, evolucionar junto a la sociedad

La transformación digital de las empresas, sobre todo el retail, es clave.

Puede parecer obvio, pero la resistencia al cambio posiblemente sea el causante de muchas caídas de grandes compañías. Ejemplos como Kodak pueden ser una guía para lo que voy a intentar reflexionar.

Transformación Digital, de lo tradicional a evolucionar con la sociedad - Digital Coach - el blog de Jordi Torregrosa

El comercio tradicional esta en pie de guerra contra todo lo que tenga que ver con el mundo digital. Taxistas que ven con malos ojos el carsharing, las cadenas de tiendas en contra de los propios fabricantes que venden por Internet, hoteles que intentan re-captar clientes de airbnb, el retail contra amazon o eBay, y así un largo etc. Uno de los ejemplos, amazon, está sospesando seriamente abrir tiendas físicas con grandes escaparates para que sus clientes puedan ver físicamente algunos de los productos que vende por la plataforma online. Podríamos decir que se vuelve al efecto ROPO, lo veo en Internet y me lo compro físicamente, pero lo convertimos al contrario, o mejor dicho, al showrooming.

 

Desde su aparición han aparecido muchísimos detractores y nada evangelizadores, sobre todo el retail, que la veían como la causa de todos sus males, sobre todo en lo que ingresos respecta. Y ahora parece que esto del showrooming tiene una ventaja competitiva, y un grande del retail del mundo online ve oportunidades.

 

Toda esta controversia lo único que hace, bajo mi punto de vista, es perder oportunidades. Amazon se alinea con los gustos y necesidades de la sociedad. Porque así lo demanda. Con toda esta revolución tecnológica y evolución de la sociedad, y por ende el mercado, el comercio tradicional debe adaptarse si o si. No hay escapatorias, ni lo podemos dejar para más adelante, cuando todo el mundo, incluidos los competidores, ya estén alineados. Será demasiado tarde si no empieza ya con su transformación digital, llegados a ese punto, muy posiblemente será la causa de la desaparición del negocio por falta de competitividad.

 

Más vale hacer algo, que no hacer nada. Y la transformación digital del negocio no significa abrir dos perfiles y una web chula, eso lo debemos desterrar. Debe adaptar su negocio offline para la incorporación del canal online, porque así lo demandan ya los clientes. No queda otra.